Entradas

...

     <<¿Cómo (...) podía un hombre disfrutar si su sueño era interrumpido a las 6:30 de la  mañana por el estrépito de un despertador,  tenía que saltar fuera de la cama, vestirse,  desayunar sin ganas, (...) cepillarse  los dientes y el pelo y pelear  con el tráfico hasta llegar a un lugar donde  esencialmente ganaba cantidad de dinero  para algún otro y aún así se le exigía  mostrarse agradecido por tener la  oportunidad de hacerlo? >> Charles Bukowski, Factotum

Imagen

Charles Edmund Brock...

Imagen
Charles Edmund Brock (1908)

La flor solitaria 💫

Imagen
No vienen en tu busca, pobre flor solitaria; -y, sin embargo, eres más bella que la rosa pregonadora, que la mano partidaria del destino abrió altiva, visible y victoriosa-. Oyes, solo, en tu olvido, la verdad de la fuente, que, cantándote amor, te vuelve sobre el cielo, el verderón te cerca de un misterio elocuente, la mariposa para por ti su blanco vuelo… Y nadie sabe, flor, el encanto bendito de tu soledad única, estasiada y divina, cuando, a una brisa de oro, teñida de infinito, el sol se va ocultando tras tu verde colina. 🧚‍♀️ Juan Ramón Jiménez John William Waterhouse, Sweet summer  (1912)

Quel est celui de nous...

     Quel est celui de nous qui n’a pas, dans ses jours d’ambition, rêvé le miracle d’une prose poétique, musicale sans rythme et sans rime, assez souple et assez heurtée pour s’adapter aux mouvements lyriques de l’âme, aux ondulations de la rêverie, aux soubresauts de la conscience? Charles Baudelaire ,  Le Spleen de Paris

Venecia...

Imagen
Venecia...

El sueño 💫

Imagen
Si el sueño fuera (como dicen) una tregua, un puro reposo de la mente, ¿por qué, si te despiertan bruscamente, sientes que te han robado una fortuna? ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora nos despoja de un don inconcebible, tan íntimo que solo es traducible en un sopor que la vigilia dora de sueños, que bien pueden ser reflejos truncos de los tesoros de la sombra, de un orbe intemporal que no se nombra y que el día deforma en sus espejos. ¿Quién serás esta noche en el oscuro sueño, del otro lado de su muro? 🧚‍♀️ Jorge Luis Borges Robert William Buss, Dickens' Dream  (1875)

La memoria en las manos

  Hoy son las manos la memoria. El alma no se acuerda, está dolida de tanto recordar. Pero en las manos queda el recuerdo de lo que han tenido. Recuerdo de una piedra que hubo junto a un arroyo y que cogimos distraídamente sin darnos cuenta de nuestra ventura. Pero su peso áspero, sentir nos hace que por fin cogimos el fruto más hermoso de los tiempos. A tiempo sabe el peso de una piedra entre las manos.  En una piedra está la paciencia del mundo, madurada despacio. Incalculable suma de días y de noches, sol y agua la que costó esta forma torpe y dura que acariciar no sabe y acompaña tan solo con su peso, oscuramente. Se estuvo siempre quieta, sin buscar, encerrada, en una voluntad densa y constante de no volar como la mariposa, de no ser bella, como el lirio, para salvar de envidias su pureza. ¡Cuántos esbeltos lirios, cuántas gráciles libélulas se han muerto, allí, a su lado por correr tanto hacia la primavera! Ella supo esperar sin pedir nada más que la eternidad de su ser puro. Por

 Miguel Ángel, "David" (detalle)

Imagen
Miguel Ángel, David  (detalle)